Cargando...
Cómo llegar al Desierto de la Tatacoa desde Cali

Cómo llegar al Desierto de la Tatacoa desde Cali

Información útil de cómo llegar al Desierto de la Tatacoa desde Cali. Viajando por carretera, disfrutando de un grandioso recorrido que te permitirá conocer las extensas vías colombianas hasta el gran bosque seco tropical de La Tatacoa.

Para llegar al Desierto de la Tatacoa desde Cali por carretera, puedes tomar un bus de transporte público en la terminal local que te lleve hasta Neiva o si cuentas con transporte propio, tomas la calle 25 hacia la Hacienda Cañas Gordas vía Cali - Puerto Tejada, continuando hacia el Nevado del Huila donde se sale a la vía La Plata para continuar en sentido sur La Plata - Neiva, se continua por Campo Alegre hacia el Quindío hasta llegar a Neiva. 

Luego de llegar a Neiva, si vas en transporte publico, te desplazas en uno de los servicios de transporte del lugar (Taxi, mototaxi). En solo 45 minutos está Villavieja, el municipio principal de éste mágico lugar, lleno de cultura e historia. De allí, son 15 minutos de recorrido para adentrarse en el corazón del Desierto de la Tatacoa, donde podrás disfrutar una experiencia de vida única.

La Tatacoa se compone de un clima caliente y seco, similar al del Valle, allí podrás disfrutar de las diferentes actividades y atracciones del Desierto. Si no vas en transporte propio para recorrer el desierto, lo puedes hacer caminando, pero te recomendamos tomar uno de los transportes públicos en el parque principal de Villavieja disponibles para movilizarte en esta gran aventura.

Viajar al Desierto de la Tatacoa desde Cali son 400 kilómetros de recorrido aproximadamente en carreteras estables y en buenas condiciones, con un tiempo de 8 horas aproximadamente hasta la ciudad de Neiva; de allí estarás a 45 minutos del municipio de Villavieja, luego solo faltarían 15 minutos para ubicarte en el corazón del desierto.

Esperamos te sea de utilidad estás instrucciones de cómo llegar al Desierto de La tatacoa desde Cali, si tienes alguna duda o inquietud, escríbenos!